Torrijas, dulce típico de la zona Sur.

Torrijas

Este dulce es muy típico de la zona Sur de la península. Recuerdo que siempre que íbamos a comer a casa de mi tía Dolores, nos daba de postre estas torrijas con el café . Y todos quedábamos encantados, grandes y pequeños ( que recuerdos más inolvidables…)

Debido a su composición, las torrijas tienen un alto aporte calórico, ya que se hacen con mucho azúcar. La receta se hace con ingredientes básicos como el pan, la leche, el huevo y el azúcar.

Este postre le gustará a los más golosos de la casa. No hay que abusar mucho de esta receta, ya me entendéis. Pero si tu salud es buena y un día quieres darte un capricho, comer este dulce un domingo de cada mes, no os va a perjudicar la salud.

El origen de las torrijas no está del todo claro, puesto que se conoce que provienen del Imperio romano. La receta llegó hasta la Edad Media y en Europa se conocen en Francia, Portugal y España donde se utilizaban para la recuperación del parto. Al alimentar a las mujeres que habían dado a luz, con este alimento creían que las hacía recuperarse antes.

En época actual las torrijas se consumen más bien en época de Semana Santa, en Cuaresma y esto es debido a que con el paso del tiempo, su consumo se ha extendido a otros ámbitos sociales. No sólo se dá a los convalencientes para que se recuperen sinó que se ofrece como postre o dulce a las visitas.

Aunque si prefieres un dulce diferente, también puedes optar para tomar con el café unas medianoches que seguro que te gustarán.

Aquí os hemos mostrado unas torrijas bañadas en leche, pero tambíen existen otras torrijas que se elaboran con vino, aunque esas os las explicaremos en otra receta.

Ingredientes:

– barra de pan ( que sobra de los días anteriores )

– aceite para freír

– 1L de leche

– 180 grs. azúcar

– 2 huevos ( aproximadamente )

Preparación:

#1 Puedes y debes mejor dicho, aprovechar una barra de pan del día anterior. Es decir que no compres una barra de pan para hacer las torrijas. Si es pan un poco duro, mucho mejor. Empezamos por cortar la barra de pan a rebanadas de un dedo de grosor, no las hagas muy gruesas o no te quedarán bien y luego te costará comértelas.

#2 Una vez las tengas cortadas las rebanadas, una por una las remojas en leche que abras puesto en un bol o cazuela. Que queden todas las rebanadas bien empapadas en leche.

#3 A continuación, en otro recipiente, abremos batido 2 huevos. Pasamos las rebanadas por huevo batido y las colocamos en un plato o bandeja.

#4 A las rebanadas de pan le ponemos un poco de azúcar por encima. Ahora es cuando en en una sartén grande y con abundante aceite freiremos las rebanadas cuando esté bien caliente. Les das la vuelta para que se doren por ambos lados.

#5 Ves vigilando que no se quemen, controla el fuego. Una vez ya fritas es aconsejable que las pongas en una bandeja con servilletas de papel, para que absorban el exceso de aceite que tienen las rebanadas.

#6 Y estando calientes aún, le volvemos a espolvorear un poco de azúcar por encima, para que así se queden un poco más empapadas de azúcar.

Torrijas listas para tomar en la merienda con tu café o infusión!