Salsa vinagreta, de lo mejorcito para la ensalada.

Salsa vinagreta

Os mostramos ahora como realizar una famosa salsa vinagreta para aliñar las ensaladas y aportarles mayor gusto y sabor. Para esta salsa te aconsejamos realizar la ensalada primavera por ejemplo. Le dara un toque especial.

Esta salsa, es de sabor intenso. Si no te gustan los aderezos muy fuertes o ágrios para la ensalada mejor escoge otro. O sinó siempre puedes optar por aliñar tu ensalada con sal, aceite de oliva y un vinagre como el de módena que aporta un toque sofisticado a cualquier ensalada.

El origen de esta salsa tan famosa, ya data de la antiguedad. Ya que su elaboración, al ser una salsa fría no tiene de muchas complicaciones. Por eso era una salsa elaborada para su consumo, no se tenían formas de conservar los alimentos frescos. Y esta salsa no necesita de nevera, a diferencia por ejemplo de una salsa mahonesa o una salsa alioli.

Cuando aprendí de que estaba hecha esta salsa, me sorprendí un tanto ya que aunque lleva vinagre y por eso se llama vinagreta, en realidad contiene una proporción 3 veces superior de aceite, pero bueno, ese es el tema que nos ocupa.

Con esta salsa que te enseñamos hoy, le darás a tu ensalada un toque divertido a la par que diferente.

Ingredientes:

– 3 pepinillos, perejil y huevo duro.

– alcaparras, mostaza y una cebolla.

– sal, aceite (12 cucharadas ) y vinagre blanco ( 4 cucharadas )

Preparación: fácil

#1 Para elaborar nuestra salsa, no necesitamos mucho tiempo. Pero aunque es fácil y rápida de preparar, has de picar bien los ingredientes, para que te quede una salsa fina.

#2 Primero de todo en un bol, hechamos unos 50 ml de aceite ( de 5 a 6 cucharadas soperas más o menos ). Ahora picamos los 3 pepinillos a trozos muy pequeños y muy finos.

#3 A continuación, en un cazo pequeño, ponemos a cocer un huevo con una pizca de sal. En unos 12 minutos tenemos nuestro huevo cocido. Una vez le hallamos quitado la cáscara, lo picamos a cuadritos muy pequeños, que quede casi triturado.

#4 Después lo ponemos junto con el aceite y los pepinillos, en el bol y lo vamos removiendo, que quede todo mezclado y verás que queda una pasta espesa.

#5 Añadimos el perejil picado y alcaparras, también muy picadas ( piensa que las alcaparras son de sabor fuerte, así que piensa cómo te gusta de fuerte la salsa y en función de eso añade más o menos a tu salsa.

#6 Para ir finalizando la salsa, le agregamos otras 6 cucharadas de aceite y 4 cucharadas de vinagre blanco, así como también una cucharada de mostaza y un pellizco de sal.

#7 Lo removemos todo bien a mano, durante un par de minutos, que todos los ingredientes cojan sabor los unos con los otros.

Y ya está lista nuestra salsa .