Osso-buco, guiso de carne consistente.

Osso-buco

Esta receta de Osso-buco, es una receta consistente , con sabor intenso. Compuesta por carne y verduras para un paladar al que le guste la variedad y los sabores fuertes de la carne.

El Osso-buco es originario de Europa, concretamente de Itália y de la ciudad de Milán.

Es un estofado de carne de ternera, preparado con el jarrete de la misma. Como su nombre indica en italiano, esta carne se cocina y sirve con su hueso ( osso ), y tiene un grosor considerable de unos 3 a 4 centímetros.

Este plato típico de la zona geográfica de Lombardía se suele acompañar con arroz, por ejemplo un plato de risotto. El arroz queda muy bien con este guiso que saciará tu apetito, ya que es un plato potente y aporta gran cantidad de valor calórico a tu organismo.

El Osso-buco que se cocina con hueso, como ya te hemos comentado, queda elaborado o cocinado con la grasa del animal. Ya que no olvidemos que el tuétano que se encuentra en el interior de los huesos participa en darle gusto al plato. El interior de los huesos que contiene esta tuétano, aporta una grasa que le dá un sabor intenso.

Ingredientes: ( para 4 personas)

– Osso-buco ( chuletas de jarrete de ternera)

– cebolla, zanahoria y tomate frito.

– laurel, sal, perejil y pimienta negra.

Preparación:

#1 En primer lugar, para elaborar nuestro Osso.-buco, nos preparamos lo ingredientes a mano. Hemos de coger una sartén un poco grande y le añadimos un chorro generoso de aceite de oliva.

#2 Esperamos a que el aceite esté caliente y mientras tanto vamos cortando la cebolla y la zanahoria a cuadritos, el perejil lo picamos muy fino. Ahora si ya está cliente el aceite, agregamos la cebolla y la zanahoria, rehogamos todo bien, piensa que la zanahoria por lo general es un poco más dura que la cebolla y si la has cortado no muy fina tardará en pocharse. Con esto hacemos el sofrito y le añadimos una hoja de laurel, para darle más gusto.

#2 A continuación sazonamos el osso-buco con sal y pimienta a nuetro gusto, lo pasamos por harina por los dos lados, que no te queden ningún trozo sin harina ( o no te quedará bien el guiso ) y lo doramos en la sartén un poco, unos 5 minutos, según lo fuerte que tengas el fuego.

#3 Cuando ya se ha dorado el Osso buco, entonces el siguiente paso es juntarlo con el sofrito que habremos estado removiendo para que no se pegue. Y le añadimos el tomate frito, removiendo bien que el color lo coja la carne y las verduras que hemos agregado. Y sigue removiendolo bien.

#4 Con esto ya estamos finalizando el plato, solo queda dejarlo en cocción unos 10 minutos. Pero ve vigilando que la carne quede bien cocida, en la cocina no todo es milimétrico y exacto. No es lo mismo unos trozos de Osso-buco de 3 centímetros de grosor que otros de 4 centímetros. Aquí la perícia del cociner@ también cuenta para que el plato quede sabroso.

Y ya tenemos a punto nuestro Osso buco.

Después de este plato tan rico, un postre ligero de frutas como el tutti frutti te sentará de fábula!